diumenge, 4 d’agost de 2019

Un mal comienzo para un mandato trascendental


Este mandato se presenta trascendental para Sant Feliu.

No solo porque se materializará el soterramiento de las vías, gracias a la permanente reivindicación de la ciudadanía y a los gobiernos socialistas de Zapatero con el proyecto y de Sánchez con la dotación económica, sino porque tendremos que decidir el futuro de la gran avenida a la que dará lugar el soterramiento y que vertebrará la ciudad en el futuro en 2023.

Pero no solo de soterramiento va a vivir la ciudad durante estos próximos 4 años y las personas que la formamos. También habrá que continuar mejorando lo que hemos conseguido hasta ahora.

Esas eran las dos líneas fundamentales del programa con el que se presentó el PSC y que la ciudadanía respaldó mayoritariamente. 
Por ello vamos a trabajar para que Sant Feliu mejore en todo aquello que tiene que ver  con garantizar los derechos básicos de ciudadanía, vivienda, trabajo, educación, salud, suministros de luz, gas o agua, becas comedor, la limpieza, la seguridad, la calidad
y el mantenimiento de los espacios públicos, la lucha contra el cambio climático y por último, en todo aquello que haga de Sant Feliu una sociedad más igualitaria, respetuosa con la diversidad, equitativa, participativa y cohesionada.

Si el reto es trascendental el comienzo ha sido nefasto, lo que no augura nada bueno para abordarlo con éxito.

No respetar el mandato surgido de las urnas el 26 de mayo ha sido un terrible error que pagaremos todos. Las y los Santfeliuenses valoraron tan positivamente la gestión iniciada por el anterior gobierno de coalición entre ICV i el PSC que le otorgó la mayoría absoluta, eso sí, como primera fuerza los socialistas. 

No respetar ese mandato para dar satisfacción a las necesidades personales de detentar la alcaldía (3 años) y las partidarias,  de poner Sant Feliu al servicio de la independencia, dando lugar a un gobierno minoritario, débil e identitario, entre los Comunes y ERC y con el pacto encubierto de Tots Som Sant Feliu (Junts per Cat), no es bueno para el futuro de la ciudad.

Los votantes de Sant Feliu en Comú Podem que se sientan engañados por el pacto con los independentistas, tienen las puertas abiertas en el PSC, único partido de izquierdas, de progreso, feminista, catalanista y no independentista.

Lo dicho, un mal comienzo para un mandato trascendental. Por ello, las y los socialistas de Sant Feliu nos comprometemos a defender los objetivos con los que nos presentamos y que los Santfeliunses decidieron con su voto, dándonos su confianza al ganar las elecciones.