dissabte, 26 de novembre de 2011

Elecciones generales 2011

En la jornada del 20-N no vivimos unas elecciones más, fueron la respuesta al último golpe de nuestra historia. Decidimos si queríamos seguir siendo el país de progreso que lucha por avanzar en justicia social, del que los socialistas siempre nos hemos sentido orgullosos, o por el contrario, como ha demostrado el resultado de estas elecciones, un arriesgado cambio a la derecha que ha quedado patente en los partidos de políticas conservadoras y en la mayoría absoluta del Partido Popular.

Nadie tiene la fórmula mágica para sacar al país de los graves problemas por los que atravesamos, y es comprensible el desánimo y el pesimismo, pero Catalunya , siempre ha sido un país de progreso, que con trabajo, esfuerzo e ilusión ha sabido recuperarse de los golpes de la historia.

Las difíciles decisiones de Estado, tomadas por mi partido ante una terrible crisis global, han permitido que la Unión Europea confíe en nosotros y no seamos un país intervenido económicamente como Irlanda, Grecia, Portugal y recientemente Italia.

La actitud de la oposición del PP siempre ha sido la del descrédito y la descalificación, pero nunca la del apoyo solidario.

Tenemos un sistema político, que seguro, es mejorable. No podemos hacer oídos sordos a los movimientos sociales como el 15-M, que piden una serie de cambios sociales.

Agradezco enormemente la confianza y el apoyo de nuestros 7095 votantes en Sant Feliu, que nos dan fuerza para que, des de la oposición, sigamos trabajando, como hemos demostrado hasta ahora, para defender sus intereses, y seguir en la línea de hacer políticas de izquierdas que garanticen un buen sistema sanitario, una buena educación, unos buenos servicios sociales, que están sufriendo unos recortes presupuestarios que no permiten ofrecer estos servicios con la calidad que se merecen.

Seguiremos trabajando para garantizar los derechos y leyes que hemos ido consiguiendo, como la ley de la Dependencia, la ley que permite matrimonios de parejas del mismo sexo y la ley del aborto.

Siempre hemos sido claros con la política que hemos querido hacer.

No como hace el CiU ni el PP, que han escondido cuáles eran sus intenciones de gobierno, y que las han difundido y ejecutado en menos de 48 horas después de las elecciones (subida de la gasolina, electricidad, subida de los recursos básicos, transporte) curiosamente, favoreciendo siempre a la misma clases social.

2 comentaris:

Anònim ha dit...

Patètic. T'ho podies currar una mica més.
No hi ha ni la més mínima autocrítica a fer?

La veritat...

Anònim ha dit...

Clar que sí Lourdes!! Endevant!!

Sens dubte ets la millor!!

Sant Feliu està amb tú!