dilluns, 3 de juny de 2013

2 años de desgobierno

Nos encontramos en la mitad de la legislatura. Ha habido tiempo sobrado para que el gobierno de nuestra ciudad demostrara capacidades y estrategias para liderar un proyecto capaz de sacar adelante Sant Feliu. La realidad es decepcionante y desesperanzadora y se ha caracterizado  por el desgobierno de nuestra ciudad y las prioridades partidistas. Cuando más necesidad hay de respuestas claras y medidas eficaces que vayan más allá de discursos vacíos, de centrar los esfuerzos en garantizar los derechos sociales y los servicios públicos y el apoyo total al comercio, como formula generadora de empleo, en Sant Feliu nos encontramos con un gobierno, formado por ICV-EUIA-ISF/CIU que se mueve por inercia, que no dinamiza el Mercado Municipal, que pone todo tipo de problemas a los “paradistas”, no da permisos de ocupación de las paradas vacantes impidiendo la creación de nuevos puestos de trabajo y tiene completamente olvidado y explotado el comercio de nuestra ciudad, con unas tasas que son de las más altas del Baix Llobregat, que ponen muy difícil su supervivencia e impiden la creación de nuevos comercios y que ha optado por la indefinición como modelo y la falta de transparencia como estrategia, que inauguran, ahora 2 años después, proyectos que quedaron acabados en la anterior legislatura y ponen trabas para la creación de la nueva biblioteca “Joana Raspall” en la nave de Can Bertrán, como elemento icónico y dinamizador de nuestra ciudad, cuando es evidente que la actual “Montserrat Roig” ha quedado pequeña y no será suficiente con la ampliación prevista, con los más de 20.000 carnés que tiene actualmente (casi el 50% del censo de Sant Feliu) como ha manifestado su directora María Tobella, con más de 20 años al frente de la misma.

Durante estos 2 años, el gobierno que preside el Sr. Jordi San José, se ha dedicado a:    

- Incrementar las tasas por encima del IPC, hasta el 5,5%, ante la falta de ideas para potenciar los recursos del ayuntamiento de otra manera.

- Crear una nueva tasa por tenencia de animales de compañía. Inventan impuestos gravando más las maltrechas economías de los ciudadanos.

- Tener el IBI más caro por no tener la voluntad política de bajar el tipo al 2%.

No puede ser que la solución a la falta de ingresos del Ayuntamiento pase por aumentar el IBI hasta el año 2015. Recordemos que gobernando el PSC y por voluntad política y ya con la crisis económica, el IBI tuvo una reducción del tipo impositivo del 2% anual.

- Reducir los servicios de recogida de residuos y limpieza.

Los ciudadanos de Sant Feliu pagaremos más impuestos para tener menos servicios.

- Implantar por primera vez un copago en la teleasistencia y asistencia domiciliaria, gravando todavía más a pensionistas que perderán más poder adquisitivo, de sus ya exiguas pensiones.

    
- Recortar la tarjeta Rosa de nuestros mayores.

El ayuntamiento no dará la Tarjeta Rosa hasta que se cumplan los 65 años, hasta ahora las personas podían beneficiarse de la tarjeta rosa para utilizar los transportes públicos a los 62.

- Subir un 14% a las familias la cuota de las “escoles bressol”.

El PSC votó en contra de las nuevas tarifas para el curso 2012-2013 para las “escoles bressol municipals”, que fueron aprobadas con los votos de ICV-EUiA-ISF, CIU y PP. En el Pleno de este mes de Mayo, el PSC a votado en contra de la nueva tarifación social por considerarla una brutal agresión a las madres y padres de Sant Feliu, propia de políticas neoliberales y aprobada con los votos de ICV-EUIA-ISF/CIU y PP. Según un estudio del mismo equipo de gobierno, ahora el 51,8% de las familias pasarán en dos cursos de pagar 140 euros de cuota básica mensual a pagar 195 euros. La propuesta del PSC es congelar la cuota básica del curso 2013-14 y hacer tramos progresivos hasta la cuota mínima, sin que las familias con rentas más bajas sufran el incremento de un 50% por un solo euro de incremento en su renta al pasar de una tarifa a otra. El PSC, en el anterior gobierno, durante 2 legislaturas, aplicaba políticas sociales con bonificaciones y ayudas a las familias y congeló durante los últimos 3 cursos la cuota básica. El PSC no está en contra de la tarifación social. Queremos una más justa y mejor distribuida. “NO AL TARIFAZO”

- Eliminar las ayudas de los libros de texto.

Las familias de nuestra ciudad  tendrán que hacer más sacrificios, para comprar los libros de texto, por la retirada de las ayudas.

No tenemos servicio nocturno de urgencias sanitarias en Sant Feliu  gracias a CiU, el socio de gobierno de ICV-EUiA-ISF y la llamada reordenación de atención primaria y urgencias que supuso la reducción en la atención de las urgencias en el centro de atención primaria El Pla, que paso a atender las 24 horas a hacerlo de 8 a 21 horas.

No tenemos farmacias de guardia a partir de las 00:30h. 

Los ciudadanos y ciudadanas que necesiten ir a una farmacia de guardia a partir de las 00.30 h, deberán desplazarse hasta los municipios del entorno. En este párrafo como en el anterior convendría recordar que somos capital comarcal.

El no hacer nada ante las necesidades del Mercado Municipal y sus “paradistas” para que continúen las mejoras que se habían impulsado desde el anterior gobierno.
El PSC cree que el Mercado Municipal es muy importante y ofrece proximidad, calidad, confianza y favorece al desarrollo económico local  y es una seña de identidad de Sant Feliu de Llobregat.

La incapacidad de tirar adelante proyectos como la nueva biblioteca “Joana Raspall” al no querer aprovechar un proyecto que empezó el PSC, cuando esto es irrelevante. Lo importante es el beneficio para la ciudad. Con  3000m² de edificio construidos y con el proyecto de la Diputación acabado, el equipo de gobierno antepone una vez más su interés partidista.

El disparate que está haciendo CIU, permitido por el Alcalde, en la reforma de un edificio dedicado a servicios municipales en la plaza Laujar d’Andarax, presupuestado en 422.340,93 euros, un proyecto que el PSC valoró en 50.000,00 euros.

Y lo que resulta más difícil de aceptar en la situación económica que estamos viviendo, el informe de la interventora municipal, en donde se especifica la subida de sueldos del actual equipo de gobierno en más de 80.000€ anuales respecto al anterior gobierno, sin contar el gasto en cargos de confianza, como el de protocolo y relaciones institucionales que le  cuesta a la ciudad 55.000 euros anuales.

El Grupo Municipal Socialista es muy consciente de las dificultades para gobernar que presentan las actuales circunstancias y de que no hay fórmulas mágicas, pero entendemos que la situación actual de nuestra ciudad se agrava como consecuencia del pacto de gobierno ICV-EUIA-ISF/CIU, partidos que representan sensibilidades sociales y conceptos políticos antagónicos y que no han encontrado el punto de equilibrio que podría beneficiar a nuestra ciudad en políticas sociales y de reactivación comercial. ICV-EUIA-ISF está aplicando medidas de corte liberal, no sabemos si impuestas por CIU como consecuencia del pacto de Alcaldía y a CIU no se la encuentra en el ámbito que le es consustancial: El comercio.

Creo firmemente que hay otra manera de gobernar que antepone el bien común al partidista, sensible a las necesidades sociales. También creo que la reactivación económica pasa, aparte de medidas coyunturales, por la iniciativa privada, por el comercio al que tenemos que mimar y dar todo tipo de facilidades para su reactivación y se convierta en motor económico.

Creemos que la mejor manera de salir adelante es sumar voluntades y mirar el futuro con confianza.